martes, 28 de marzo de 2017

Proteo Laurenti - Veit Heinichen

Proteo Laurenti es comisario de policía en Trieste, Italia.

Originario de Salerno, en el sur de Italia, nació en una familia de clase media baja. Estudió en la academia de policía de Cesena. Fue destinado a Cremona y más tarde a Vicenza. Llegó a Trieste con 23 años. Comenzó trabajando como agente y en sus 27 años de policía ha llegado a Commissario IV qualifica. En la actualidad es el jefe de la policía criminal en Trieste.

Tiene 47 años y unos 4 kilos de más.

Felizmente casado desde hace 20 años con Laura, responsable de la sección de arte de una casa de subastas. Tiene 3 hijos entre 17 y 20 años.

Le gustan la pintura y los libros de viejo y en sus ratos libres disfruta nadando. Conduce un Fiat Tempra.

Impaciente, no soporta a los intrigantes y a los serviles. Cuando interroga le gusta cambiar de tema para detectar contradicciones.

Su secretaria es Marietta.

"A cada uno su propia muerte" se desarrolla en 1999. El barco de un empresario, que hace tiempo fue investigado por la muerte de su esposa, aparece abandonado en la costa. Proteo se enfrenta a una trama de tráfico de personas mientras su figura pública es puesta en evidencia por un periodista malintencionado.

Comentario personal

"A cada uno su propia muerte" me ha resultado algo aburrida. Vamos descubriendo la trama más por las historias paralelas que nos presenta el autor que por las investigaciones del policía. La resolución es algo chapucera. Lo que más me ha gustado es el personaje, con una vida familiar normal y también descubrir un nuevo escenario, Trieste, en la frontera con Eslovenia.

Laurenti come entremeses, marinada, tagliatelle con trufas estivales, pintada o lubina. Bebe Sprizz Bianco Bitter o vino Tokai.


Libros de Proteo Laurenti
  1. A cada uno su propia muerte (Gib jedem seinen eigenen Tod, 2001)
  2. Los muertos del Carso (Die Toten vom Karst, 2002)
  3. Muerte en lista de espera (Tod auf der Warteliste, 2003)
  4. La larga sombre de la muerte (Der Tod wirft lange Schatten, 2005)
  5. La danza de la muerte (Totentanz, 2007)
  6. La calma del más fuerte (Die Ruhe des Stärkeren. 2009)
  7. Sobre gustos no hay nada escrito (Keine Frage des Geschmacks, 2011)
  8. El peor de los enemigos (Im eigenen Schatten. 2013) - Novedad: 29 de marzo 2017
  9. Die Zeitungsfrau, 2016

Serie de televisión
  • Commissario Laurenti, 2006 - 2009. Serie de TV de 5 episodios. Alemania. Director: Sigi Rothemund y otros. Intérprete: Henry Hübchen (Laurenti)


El autor

Veit Heinichen nació en 1957 en Villingen-Schwenningen, en el sudoeste de Alemania. Se graduó en economía en Stuttgart. Trabajó en la dirección de Daimler-Benz AG. Más tarde trabajó como librero y como editor para varias editoriales independientes. En 1994 fundó su propia editorial, Berlin Berlag de la que fue director hasta 1999.

Desde 1997 vive en Trieste, ciudad donde se desarrollan las novelas de Proteo Laurenti, la primera de ellas fue publicada en 2001

Web del autor veitheinichen.eu (en alemán, inglés e italiano)


Otros libros

  • Ungekürzte, vom Autor neu durchgesehene, 2002
  • Triest, Stadt der Winde. Sanssouci, 2005 - Ein kulinarischer Reiseführer durch Triest; in Zusammenarbeit - con Ami Scabar
  • Zusammenspiel. Buschenschank heuriger osmic(z)a, 2009 - Ein Kulturbilderbuch - coautor

6 comentarios:

Alice Silver dijo...

De otras entradas:

Concha dijo...
Un trabajo estupendo.
Sólo añadir uno más.
Personaje: Proteo Laurenti (similitudes con Brunetti).
Ciudad: Trieste.
País: Italia.
Profesión: Comisario de policía.
Autor: Veit Heinichen
Saludos

4 de octubre de 2013, 21:22

Anónimo dijo...


No leí ningun libro de Proteo Laurenti, pero por lo que dices en el Blog parece "inspirado" en en Guido Brunetti?

Megan Barrow dijo...

Estas las he leído todas, y me encantaron. Además Trieste es una ciudad extraña, preciosa pero es como un enclave en Eslovenia y Croacia y además fueron de los que más estuvieron bajo la bota austriaca, tienen todo el encanto y desencanto italianos.
Estas novelas estuvieron, no sé si siguen, en Kindle Unlimited, y casi sin querer me las leí todas y casi seguidas, es una de las pocas series que no me hizo tomarme un respiro y continuar un año después.
Y en fin, a mi no me parece que se parezca a Brunetti, es mucho más cínico y socarrón. Sus relaciones familiares son caóticas, y más de una vez se ve obligado a aceptar eso de "donde las dan las toman".
Una lectura muy sencilla y amena, sin perder nada en los temas policíacos.

Alice Silver dijo...

A mi sí me recuerda algo a Guido Brunetti y es tan simple como que tiene una vida familiar más o menos agradable, tiene una mujer con la que comparte sus emociones y unos hijos con los que tiene sus más y sus menos. Aunque es algo común en la vida real suele escasear bastante en la novela negra: Maigret, Jaritos, y la increíble por irreal familia Brunetti, no me salen muchos más.

A mi no me han llegado a enganchar Megan, tampoco conozco Trieste y por tanto tampoco me ha evocado nada... seguro que si me animo a visitarla caerá otra novela de la serie. Y la investigación policial no me ha convencido mucho, quizás por que el autor usa el truco de narrar en paralelo parte de la vida de los investigados y me gusta más cuando es el policía el que va tirando del hilo y descubriendo sus relaciones.

Megan Barrow dijo...

Bueno, eso es porque no has leído más allá. Proteo engaña a su mujer, una de las veces, tiene un largo romance con una juez croata, si mal no recuerdo, y la mujer también le pone los cuernos a el, vamos que la cosa queda equilibrada.
Los hijos pasan de todo y todos, hay que sobrevivir.
Es divertida la descripción del momento en que, después de haberse acostado con todas las que ha podido, ve pasar a su mujer en el yate del amante, y la juzga vieja y no entiende qué pueden ver otros en ella, como si él siguiese siendo un chaval de 20.
No sé en cual de le las novelas, creo que, al menos, en un par de ellas, se habla de las fosas naturales que se aprovecharon para las diversas limpiezas étnicas que a lo largo de la historia se han producido en los Balcanes, y otras no étnicas sino debidas a odios entre vecinos y familiares.
De Trieste a Eslovaquia creo que hay unos 40 Km. por carretera, en línea recta no sé si llega a 10, porque hay que subir un farallón de cuidado.
Bueno a mí me gustó muchísimo la zona, y quizá sea por eso por lo que me gustaron las novelas, me llamó la atención que estuviesen situadas en una ciudad que se menciona tan poco.

Alice Silver dijo...

Pues vaya con Proteo y su familia... ¡me quedo con los Brunetti! Es verdad que Trieste no es muy mencionada, sólo recuerdo una novela de Scerbanenco, Cita en Trieste, que leí en mi adolescencia y de la que no me acuerdo en absoluto.